HISTORIAL DE AMEM

En el año 2000, después de una crisis muy fuerte de Esclerosis Múltiple, me vi en la disyuntiva de quedarme en mi casa acostada y sobreprotegida por mi familia o sacar fuerzas para seguir mis sueños, que eran los de ayudar a los enfermos de Esclerosis Múltiple a tener una mejor calidad de vida. Es así que con 4 enfermos —Ma. Elena, Lulis, Genaro y Elenita— empecé a trabajar para ayudarlos; ahí empezó mi compromiso y me dediqué a constituir AMEM legalmente y, gracias al apoyo de mi familia, después de un año de trabajo conseguí darme de alta como ASOCIACIÓN MEXICANA DE ESCLEROSIS MÚLTIPLE, I.A.P. y tener mi deducibilidad ante Hacienda.

En el año 2001, gracias al apoyo del Lic. David Calderón y de mi prima Martha Mendívil, logré conseguir el primer donativo para la renta de la primera casa de AMEM en Cd. Satélite. En ese entonces ya éramos 16 enfermos; conseguí el apoyo del Lic. Gerardo Mata de Tepeyac, A.C., para contratar una terapista física —Paty— y una psicóloga —Blanca Rivera—, y los enfermos empezaron a llegar. Me sentía tan feliz y acompañada para seguir adelante. En el año 2002 empecé a recibir apoyos de GBM y los laboratorios Serono y Abbott, pues ya teníamos 40 enfermos a los que les proporcionábamos terapia física y terapia psicológica.

A fines del 2003 nos pidieron la casa que rentábamos porque los vecinos no querían ver enfermos. Fue un momento difícil pero DIOS nos ayudó y rentamos otra casa cerca y, en lugar de perjudicarnos, en abril de 2004 Grupo Invermat y Nacional Monte de Piedad nos donaron la casa que tenemos ahora, en la que apoyamos a 110 enfermos a los que ayudamos con terapias física y psicológica.

En el año 2006 nos dimos a la tarea de instalar el centro de llamadas (Call Center) AMEM, el cual esta funcionando por el momento con 12 enfermos que trabajan 3 horas diarias sin descuidar sus terapias y recibiendo su sueldo. Te invitamos a participar porque la mejor medicina es seguir siendo útiles para nosotros y reintegrarnos a la sociedad con nuestro trabajo.

Es para mí un honor contar con el apoyo de los enfermos quienes, como yo, están dispuestos a sacar adelante a AMEM. Gracias a DIOS y a todos ustedes por ayudarme a conseguir mi sueño y tener la mejor calidad de vida junto a ustedes; agradezco a DIOS estos 26 años de padecer ESCLEROSIS MÚLTIPLE por el privilegio de crecer como ser humano y darme las fuerzas para seguir adelante.

MA. DE LOURDES ITUARTE MENDÍVIL
PRESIDENTA FUNDADORA.